El impuesto a las ganancias de capital y su “neutral” aplicación al sector bursátil

Por: Karen Alegría*

Como es sabido, a partir del 1 de enero de 2010 quedo sin efecto la exoneración aplicable, para efectos del Impuesto a la Renta, a las ganancias de capital  que las personas naturales o jurídicas pudieran obtener de la venta de valores mobiliarios efectuada través de la Bolsa de Valores de Lima (BVL).

Si bien es reciente la modificación en el tratamiento otorgado por la Ley del IR, la discusión en torno a su conveniencia no. Más de uno recordara haber escuchado y/o visto a lo largo de estos últimos 2 años acerca de mesas de diálogo en el Ministerio de Economía y Finanzas, conversatorios de entidades privadas, seminarios en universidades y similares eventos que en todos los casos resaltaban las consecuencias negativas que podría acarrear la aplicación del Impuesto a la Renta sobre dichas ganancias.

Ante ello, el equipo de política fiscal del MEF realizó ciertos ajustes al proyecto inicial, reduciendo la tasa efectiva aplicable para el caso de de inversiones efectuadas por personas naturales de modo que se aplique una tasa efectiva del 5% (6.25% sobre el 80% de la renta bruta). Se precisaron además las reglas para determinar la ganancia sobre la cual aplicar el impuesto, así como la posibilidad de aplicar las pérdidas generadas por la venta de valores mobiliarios contra las rentas de capital generadas por el mismo tipo de operación dentro del mismo ejercicio.

Lo cierto es que lo que no se informó de manera tan clara y precisa es que dicha tasa solo resulta aplicable respecto de las ganancias de capital derivadas de la disposición de la inversión que las personas naturales mantengan en empresas nacionales. Ello porque para nuestra Ley del IR, los rendimientos o ganancias producto de la enajenación de valores mobiliarios representativos de empresas extranjeras se grava en cualquier caso con la tasa general del impuesto, la cual puede oscilar entre 15, 21 o 30%, según los ingresos generados por la persona natural durante el ejercicio fiscal. Por lo general, dado el nivel de ingresos de las personas que efectuan tal tipo de inversiones, la tasa aplicable será del 30%.

En ese sentido, si normalmente un inversionista proyectaba recibir en el ejercicio por sus operaciones a través de bolsa un rendimiento de S/.100,000, ahora debe descontar de ese rendimiento el importe de S/. 30,000 por concepto de Impuesto a la Renta generado en sus operaciones de compra y venta de acciones representativas de empresas extranjeras. Si normalmente los inversionistas en bolsa reinvierten sus utilidades, con la aplicación de dicho sistema, el efecto se incrementa.

Mas aun, el efecto de la aplicación del impuesto, no sólo genera un desincentivo en cuanto al pago mismo del impuesto, sino que adicionalmente en tanto estamos ante rentas afectas que declara directamente la persona natural, ésta probablemente deberá incurrir en gastos adicionales tales como la contratación de un contador o abogado que lo asesoren en la liquidación y presentación de su declaración respectiva, sea que éste obtenga renta o pérdida al final del ejercicio.

Además de aquellos costos, si al final del ejercicio, el inversionista obtuviera pérdidas derivadas de dichas transacciones, éstas no podrán ser compensadas contra futuras ganancias derivadas de las mismas operaciones en los siguientes ejercicios fiscales.

Si consideramos que quienes suelen invertir en mecanismos bursátiles no son los ciudadanos “de a pie” sino profesionales con un nivel de ahorro importante que les permite invertir en mecanismos de mayor riesgo que el sistema financiero, es probable que ante esta circunstancia se busque acudir a mecanismos de ahorro alternativos o alocados fuera del país.

Por otro lado, en el caso de personas jurídicas, existe un evidente desequilibrio en cuanto al tratamiento del inversionista nacional frente al inversionista extranjero. Así, mientras a las personas jurídicas nacionales se les aplica la tasa flat del impuesto del 30%, a las personas jurídicas no domiciliadas que invierten a través de la BVL se les gravará con una tasa efectiva del 5%.

Ésta entre otras situaciones ha creado un evidente temor en los inversionistas de seguir canalizando sus ahorros a través de las transacciones en el sistema bursátil.

Bajo dicho contexto, no resulta extraño que los efectos que inicialmente fueran negados por el MEF, empiezan hoy a verse sensiblemente descubiertos. Así, durante esta semana, el presidente de la BVL, Roberto Hoyle, ha solicitado al MEF revisar la aplicación de dicho impuesto en tanto a la fecha existiría una caída en los índices de negociación del 40%, mientras que otras bolsas de Sudamérica muestran un índice positivo muy superior al nuestro.

Finalmente, queremos dejar en claro que no estamos en desacuerdo con la aplicación de impuestos a las ganancias de capital en general, sino en la forma en la que se ha diseñado dado que una vez más no existe claridad que permita su cabal entendimiento ni neutralidad a fin de no limitar la inversion.

* Asociada de KPMG

6 Responses to El impuesto a las ganancias de capital y su “neutral” aplicación al sector bursátil

  1. Miguel dice:

    Muy interesante el artículo. Solo quisiera que haga unas pequeñas aclaraciones:

    1. Si una persona natural invierte únicamente en acciones de empresas locales, ¿la tasa de IR aplicable será únicamente la de 5%, sin importar cuánto sea la utilidad del periodo?
    Por ejemplo, si una persona natural invirtiese únicamente en acciones de Aceros Arequipa (o cualquier otra empresa local) ¿pagará S/. 500 si su utilidad es de S/. 10.000, S/. 5.000 si es de S/. 100.000, o S/. 50.000 si es de 1’000.000?

    2. Las juniors y los ADR, son considerados locales o extranjeros?

    • Miguel, gracias por tu comentario. Se lo he reenviado a la Dr. Alegría.

      • Karen Alegria San Miguel dice:

        Estimado Miguel,

        Muchas gracias por tu comentario. Respondiendo a tus consultas te comento lo siguiente:
        En el caso de personas naturales que invierten en empresas locales, existe una exoneración de hasta 5 UITs (1 UIT =S/.3,600) para la utilidad proveniente de enajenación de valores mobiliarios. El exceso será gravado en cualquier caso con la tasa efectiva del 5%.
        De otro lado, en relación al tema de los ADRs, para efectos de nuestra Ley del Impuesto a la Renta, se consideran rentas de fuente peruana las obtenidas por la enajenación de los ADR´s (American Depositary Receipts) y GDR´s (Global Depositary Receipts) que tengan como subyacentes acciones emitidas por empresas domiciliadas en el país.
        Por tanto, la inversión realizada en éste tipo de instrumentos y siempre que tengan como subyacente acciones emitidas por empresas locales estarán afectos al Impuesto a la Renta sea que la transacción la realice un sujeto domiciliado o no.
        En el caso de las Junior, entiendo que te refieres a la inversión realizada por el sector minero junior (si no es este el caso, por favor precísamelo para poder darte un mejor desarrollo) y que en la mayoría de los casos corresponde a empresas del exterior que cotizan en bolsa local.
        En este caso, y en general, la regla para calificar si una inversión es local o extranjera (y determinar si genera renta de fuente peruana o no), depende de dónde se encuentre constituida la empresa que cotiza en bolsa. En ese sentido, si éstas mineras son empresas establecidas en el exterior, aun cuando la cotización de las acciones se realice a través de la BVL, estaremos hablando de la negociación de valores extranjeros.
        Espero haber podido clarificar tus dudas.
        Un cordial saludo.

      • Muchas gracias por tu respuesta Karen.
        Saludos,

  2. MANUEL dice:

    Me parece un abuso que a ADRs emrpesas juniors y otras que se compran mediante plataforma de Sabs de la bolsa de lima les cobren desde 15% como renta extranjera y esas listan en BVL, eso sera motivo de querellas en tribunal fiscal y constitucional, ademas muchos podrian solo recibir ese ingreso y no considera un ingreso minimo asi ganes solo 100 dolares al año tiene que pagar 15 dolarersde impuesto eso es inequidad. y abuso del gobierno.´por eso la bolsa esta desapareciendo.

  3. Jorge Luis dice:

    Que pasa con las acciones que todas las SAB Peruanas compran por encargo del inversionista Local, mayormente los pequeños inversionistas; acciones que son compradas bajo la denominacion Cta. Omnibus, donde los valores no estan a nombre del inversionistas sino de la SAB? Ellos declararian el impuesto a la Renta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: