Gran reforma regulatoria bancaria en EE.UU.: la Ley Dodd-Frank

Por: Luis Pizarro Aranguren[1]

Está claro que el año pasado el mundo entero sufrió una crisis históricamente relevante y destructora de riqueza generada en origen en el sector financiero, principalmente norteamericano; todavía están frescas las heridas y obviamente todos los daños no identificados, pero hay algo que parece inéquívoco constatar: la fuente del problema estuvo en la mala regulación (con la actuación de malos banqueros) que permitió el desastre, razón por la cual en los últimos meses hemos sido testigos de un emblemático debate jurídico-financiero, además una efervescente defensa de intereses (con un alucinante despliegue de lobbies) hasta que hace unos días el Presidente Obama promulgó la ley de reforma financiera y bancaria, llamada la Ley Dodd-Frank por los nombres de sus impulsores (Chris Dodd y Barney Frank).

¿Cuáles eran las fallas de fondo de la regulación bancaria americana?. Basicamente dos: (a) permitía que los bancos especulen en exceso invirtiendo en fondos de capital privado y cobertura, y acciones en general; y (b) no era rigurosa con los controles patrimoniales y de capital de las instituciones financieras en razón a sus operaciones. El efecto maligno es sencillo de descubrir: malos banqueros compraron muchos papeles sin sustento y sus bancos no tenían respaldo patrimonial para soportarlo, simplemente volaron en mil pedazos.

En este contexto, la extensa Ley Dodd-Frank (tiene centenares de páginas y buena parte de sus estipulaciones todavía tienen que ser reglamentadas) hace básicamente dos cosas: limita en extremo la actividad especulativa de los bancos e impone incrementos de capital considerables estableciendo una relación ordenada entre operaciones y respaldo patrimonial.

¿La Ley Dodd-Frank tendrá influencia regulatioria fuera de EE.UU.? ¿Algún efecto en Perú? En realidad creemos que las consecuencias fuera de EE.UU. serán muy limitadas, sabemos bien que el régimen legal bancario norteamericano ha sido una isla con cararacterísticas muy propias por el contenido de sus normas y la distribución de funciones en su compleja burocracia federal; todos los países que han seguido estrictamente los principios de Basilea I y Basilea II (como Perú) no requieren implementar los cambios (obvios) anunciados con bombos y platillos por el Gobierno de Obama.


[1] Socio Pizarro, Botto & Escobar Abogados. Director de ASBANC.

Anuncios

4 Responses to Gran reforma regulatoria bancaria en EE.UU.: la Ley Dodd-Frank

  1. Sebastián says:

    Okay. ¿Pero esto algo bueno o malo?

  2. Estimado Luis,

    No creo que la “mala regulación” o la “ausencia de regulación” (como es admitido por la gran mayoría de gente e incluso especialistas) haya “permitido” la crisis financiera. Creo que hubo sin duda, mucha gente que tomó decisiones equivocadas, ambiciosas e incluso fraudulentas. Allí donde las decisiones de inversión fueron equivocadas, pues lo que debía pasar es que quien invirtió mal su dinero, lo pierda. Donde hubo fraude, por otro lado, debe aplicarse sanciones ex-post (responsabilidad civil y penal).

    Creo que la mejor explicación de la crisis financiera se da en la regulación, sí, pero en el exceso de regulación. En primer lugar, porque la FED baja o mantiene bajas artificialmente las tasas de interés, incrementando la oferta de dinero. Allí donde sobra el dinero, la gente tiene más incentivos para tomar decisiones de inversión irresponsables (como comprar bonos basura). En segundo lugar, porque la política de housing obligaba a prestar o daba financiamiento a quien prestara a sujetos que en la práctico no debían ser sujetos de crédito.

    No me queda claro, entonces, que la rigidez de la ley Frank Dodd sea una solución. Quizá se eliminen algunos riesgos, pero ¿a qué costo?

    Uno de los mejores papers que he podido leer sobre el tema: http://www.cato.org/pubs/bp/bp110.pdf

    Saludos,

    Mario

    • lamarck says:

      Para Mario: a ver si he entiendido bien porque soy profano en el tema, tu lo que propones es bajarle el poder adquisitivo a la gente para que no pueda adquirir determinado tipo de productos financieros¿¿?¿?

  3. Pingback: Otro día al borde del abismo, de Luis de Velasco en República de las ideas at Reggio’s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: