Uso de herramientas informáticas en el centro de trabajo: entre los derechos del empleado y los del empleador

Por: Erick Iriarte Ahon*

El presente post es un comentario al Proyecto de Ley 4345 que propone regular el uso de medio informáticos para la comunicación en el centro de trabajo.

Sin duda alguna la fuente del proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo es la Sentencia 1058-2004-AA/TC del caso Rafael Francisco García Mendoza vs. Serpost, que ciertamente estaba enfocado en el uso por parte del empleado de instrumentos informáticos del centro de labores para fines ajenos a los laborales. La sentencia analiza de manera profunda diversas aristas del proceso, de los derechos del trabajador, de los derechos del empleador y sobre todo de los mecanismos sancionadores.

Es en base a dicha sentencia que muchas compañías (y organismos públicos) habían venido desarrollando instrumentos como reglamentos de uso de TICs, incorporación de cláusulas sobre manejo de TICs en los contratos, incorporación del tema en los reglamentos internos de trabajo, entre otras modalidades. Ciertamente que en muchas compañías trasnacionales muchos de estos reglamentos también son respuestas a casos en sus países matrices. Dado lo anterior, estos requerían de ser analizados bajo la óptica de la legislación nacional, y muchas veces ello no ha ocurrido con lo cual se brindan permisos al empleador que la Constitución peruana no permite.

La Ley propuesta se enfoca en:

a) Garantizar su adecuada y eficiente utilización por parte de los trabajadores sujetos al régimen laboral de la actividad pública y privada;

b) Establecer los límites y condiciones en el ejercicio de las facultades de control, fiscalización y sanción sobre dichos medios por parte del empleador, al amparo del poder de dirección;

c) Cautelar los derechos constitucionales de intimidad e inviolabilidad de las comunicaciones del trabajador; y,

d) Prevenir conflictos laborales

Como indicábamos párrafos arriba el Proyecto retomó la Sentencia 1058-2004, sacándola del caso concreto para convertirlo en una norma obligatoria para todos los centros laborales, pero lo cierto es que eso ya ha venido ocurriendo, siendo que lo que realmente es relevante es el desarrollo de capacidades en los trabajadores y empleadores, asi como en los actores jurídicos (en instancia administrativa y judicial) sobre como enfrentar esta problemática.

El Proyecto de Ley es claro al decir que ningún mecanismo de control deberá violar el secreto de las comunicaciones, precepto de nivel constitucional, pero avanza en un diálogo aun abierto sobre qué tipo de comunicación se desarrolla en el Internet. Nos queda claro el tema de los emails y eventualmente de los chats, pero la navegación en páginas web o el uso de redes sociales termina entrando en un limbo, dado que en la navegación de una página se puede tener acceso al contenido de la pagina en sí (muchos sistemas para mejorar la capacidad de la red guardan copias locales de los contenidos), un rastreo de cuantas páginas alguien vio, o a qué hora, o qué péginas. Esto no estaría fuera del mecanismo de control implementado por el empleador, pero no hay que perder de vista que, con esto, el empleador también conocería el contenido visto por el empleado.

¿Y si esta página es el Hotmail? El empleador podría saber que el trabajador está en la página, pero no ver el contenido (aunque en las escuelas utilizan programas que permiten “ver” las pantallas, para evitar un uso no permitido, lo mismo pudiera hacerse en un centro de labores?

El tema de las redes sociales también entra en un limbo, porque la red social es una red cerrada. En empleador puede determinar que el empleado estaba en la página web, pero no puede saber el contenido, a menos que esté en dicha red social. Con lo cual ¿que es lo que se esta sancionando el contenido o el uso?

Otro tema curioso es que la norma no se enfoca en tres hechos concretos, y entendemos que, así, pudiera no cubrirlos:

  1. Celulares 3G o Blackberries, que no requieren del uso de la red del empleador en si mismo, pero que se utilizan durante todo el lapso del día, y tienen acceso a Internet libremente, ¿los regulamos si son de la empresa? ¿Bajo que concepto? Y si son del individuo y se pasa todo el día allí?
  2. Acceso a Internet por instrumentos propios (en especial celulares o laptops propias y ahora iPADs), no son instrumentos dados por el empleador, pero usan la red del empleador, ¿pudiera el empleador hacer un control del uso de “su red”, analizando el trafico y determinando al usuario?, y ¿si usan su propia red, por ejemplo Internet 3G?
  3. Que muchas compañías ya no dan cuentas individuales sino grupales o relacionadas a un cargo (ej. soporte@empresa.com, ventas@empresa.com, gerencia@empresa.com, etc). Este tipo de correos estarían por fuera de la norma y pudieran ser supervisados hasta su contenido por el empleador, al no poder ser indicadas a un individuo en particular (¿y si solo hay un único empleado que revisa dicho correo, pierde toda expectativa de privacidad?).

La propuesta sin duda ayudará en los procesos sobre todo de las empresas pequeñas y medianas, dado que las grandes ya han enfocado el problema sea a raíz de la sentencia 1058-2004 o a por sus propias políticas (aquí su problema es saber si sus reglamentos están adecuadamente “traducidos” al derecho local), pero nos queda la duda si no es mas bien una norma que reacciona a fenómenos como redes sociales y no se ha comprendido la dimensión del alcance de la Sociedad de la Información que requiere de normas primarias que aun no se dan como la Ley de Protección de Datos (que también esta en proyecto).

Es necesario desarrollar una estrategia de Sociedad de la Información y desde alli desarrollar la normativa y no hacerlo en el camino inverso, sino resultara que se tienen normas no aplicables y las que realmente se necesitan no se encuentran aun disponibles.

* Jefe del Area de Nuevas Tecnologías, Iriarte & Asociados

** Foto tomada de la galería de Freakmind en Flickr.

One Response to Uso de herramientas informáticas en el centro de trabajo: entre los derechos del empleado y los del empleador

  1. Ricardo Puerta Ph.D dice:

    En concreto…tengo 2 preguntas:
    ¿cuales serían los derechos del EMPLEADOR en relación al uso que pueda hacer el empleado de las TIC — tecnologias (y medios) de información y comunicación– que posee o estan disponibles en la empresa?
    ¿cuáles serían los derechos del EMEPLEADOR en relación al uso de TIC –tecnologías (y medios) de información y comunicación– que posee o lleva consigo el empleado mientras esta cumpliendo con su jornada de trabajo?
    Apreciaría tener la información porque estoy elaborando Derechos del Empleador (y tambien de los Empleados) cuando forman parte del PEA del pais.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: