“Easy Rider” y las Zanahorias

Por: Cecilia O’Neill de la Fuente. Jefa del Departamento Académico de Derecho de la Universidad del Pacífico

Quienes han visto “Easy Rider”, dirigida en 1969 por Dennis Hopper, recordarán el memorable diálogo entre el abogado interpretado por Jack Nicholson y el hippie interpretado por el propio director. El último se preguntaba cuándo EEUU se había vuelto tan represivo. La respuesta del abogado es que EEUU se proclama como un país de respeto a la libertad. La paradoja se explica, según el personaje, en que hablar de libertad y practicarla son dos cosas distintas. “No vayas a decirle a nadie que no es libre porque son capaces de matarte o lastimarte para probarte que sí lo son. … Te hablarán y te hablarán de la libertad individual, pero si ven a un individuo libre se asustan”.

Pensaba en esta película cuando decidí escribir sobre el Plan Zanahoria.

Nos proclamamos como un país en que la libertad individual es el pilar que sustenta el desarrollo (lo que es cierto, pues sólo la libertad explica el respeto a la propiedad y a los contratos), pero prohibimos a las personas comprar alcohol en la madrugada. Por cierto, no sé qué tan eficaz será la medida, porque comprarlo a las 4 a.m. está prohibido, pero consumirlo no es ningún problema.

La única forma de respetar la libertad individual (y no sólo hablar de ella, como en “Easy Rider”) es garantizando dos cosas: que podemos hacer todo lo que no está prohibido, y que las prohibiciones sean razonables.

Hay actividades peligrosas no sólo para las personas individualmente sino colectivamente. Es peligroso para una persona consumir demasiados ansiolíticos, de modo que es razonable exigirle receta médica. Es peligroso para el colectivo manejar a alta velocidad en una zona urbana, de modo que es razonable manejar a 80 kph, pero sólo en la carretera. Hasta allí las cosas parecen claras.

¿Qué tiene que ver el alcohol que consume una persona con la decisión del Estado de regular este tema? INDECOPI acaba de decir que la venta de alcohol en la madrugada puede generar ruidos molestos a los vecinos, pero no necesariamente problemas de seguridad. De hecho, sobre este tema el Tribunal Constitucional (caso Calle de las Pizzas) ha indicado que la restricción de horarios de funcionamiento no debe aplicarse para resolver problemas de seguridad, pues para ello está la Policía Nacional o Serenazgo.

Estoy de acuerdo con INDECOPI en que las municipalidades tienen la carga de probar la correlación entre licor y delito, como paso previo a afectar la libertad individual de hacer empresa, de un lado, y de comprar alcohol, del otro. Desempolvando un antiguo precedente generado hace 15 años para el caso de los taxis amarillos en Trujillo, INDECOPI nos recuerda que una medida dictada por una municipalidad puede ser declarada barrera burocrática irrazonable.

Para que una medida sea razonable y por eso exigible, se debe evaluar si se justifica por razones de interés público, si la medida es proporcionada a sus fines y si finalmente las opciones adoptadas por la autoridad son las menos gravosas para los agentes económicos que concurren en el mercado.

En resumen, las municipalidades no pueden sustentar que el Plan Zanahoria corresponde a una decisión informada, a menos que demuestren que los costos y beneficios han sido evaluados: pérdidas económicas de los negocios, menor recaudación de impuestos, menor pago de remuneraciones –sin contar la frustración que para muchos puede generar la prohibición- versus el beneficio esperado de la medida. Esa demostración brilla por su ausencia en este debate. Y mientras no se pruebe, la restricción no conversa con el derecho constitucional a la libertad de vender y de tomar alcohol a las 4 am. Si de esa forma causo un daño a otro, eso sí tendrá consecuencias legales.

Para más información, ver aquí.

 

Anuncios

7 Responses to “Easy Rider” y las Zanahorias

  1. celeste says:

    Considero que el test de proporcionalidad debio de ser aplicado antes de semejante prohibicion, y coincido con Ud, en que no tiene sentido prohibir la venta de licor por la noche si es que el consumo si es posible a todas horas.

  2. Pingback: Las falacias del denominado “Plan Zanahoria” « De Común Sentido

  3. cesar says:

    Yo creo que se podría utilizar el sistema de precios para que la gente internalice los costos de sus acciones. A ver que le parece esta idea.
    Si la gente ocasiona problemas a otros cuando toma, entonces debería asumir esos costos.
    ¿cómo se podría hacer eso? Si las Municipalidades tienen que contratar más serenos y policías para evitar los problemas entre las personas que van a discotecas, fiscalizar que no manejen ebrios y otros problemas, entonces que cobre más por las licencias de funcionamiento. Que saque un cálculo de cuánta gente más se necesita para fiscalizar y evitar las peleas, accidentes, etc., y luego eso lo divida entre las fuentes generadoras de esos problemas, que de seguro deben ser las discotecas.
    Para pagar los mayores costos de las licencias de funcionaiento, muchas discotecas van a trasladar ese mayor costo a los usuarios ya sea a través de las entradas, de la venta de licores, etc. Y el precio de la discoteca y del licor se convertirá en un mecanismo que hará que las personas consuman menos.
    Para que este sistema funcione mejor quizás se deben establecer cobros diferenciados según las horas, por ejemplo, hasta la 1:00 te cuesta tanto, después de esa hora, la licencia te cuesta mucho más. También se puede establecer licencias según zonas. De esa manera, podrías lograr concentrar la oferta en un lugar, etc.
    Las discotecas, restaurantes y bares si crean externalidades negativas a terceros, que muchas veces no son internalizadas por estos lugares. Por ello, quizás si necesaria un poco de regulación. Pero la cuetión es buscar el mecanismo de lograr la internalización. Sería bueno explorar más soluciones
    bueno, son algunas ideas dadas al vuelo,
    saludos,
    césar

  4. Estimado César,
    muchas gracias por tu comentario. Cecilia está al tanto y seguro te responderá, pero yo quisiera adelantar un breve comentario. Me parece muy buena tu idea y tu propuesta. Precisamente en un subtipo de análisis de costos y beneficios se ve si no hay una alternativa que sea menos costosa que la propuesta. En el caso que dices, podría reducirse los costos de desincentivos al mercado y aumentarse los de ejecución/administración de la norma, en la medida en que sería más complicado calcular un monto efectivo del costo de la licencia, por un lado, y fiscalizar su cumplimiento, por otro. Esto frente a simplemente prohibir la actividad.
    Saludos y ojalá te tengamos constantemente en el blog.

    Oscar Sumar

  5. Cecilia O'Neill says:

    Hola César, siguiendo con tu punto y con el comentario de Oscar, en primer lugar gracias por tan interesante comentario … deberías animarte a escribir en el blog tu propio post!
    Me parece una idea imaginativa y sobre todo menos intervencionista que la decisión de prohibir a secas. Sin embargo, creo que es “el segundo mejor”. En teoría, si asumimos que el sistema tributario está diseñado para que el Estado asuma su rol esencial de brindar seguridad, los costos de ésta deberían estar ya cubiertos con nuestros impuestos. Encarecer el costo a todos los usuarios de servicios durante la madrugada supone asumir que son todos o la mayoría de ellos los que generan problemas de seguridad y que por tanto les corresponde internalizar el costo. Un usuario “pacífico” de discotecas, que es la mayoría, no tendría por qué cargar con el peso de la falta de recursos del Estado para dar seguridad. En principio, insisto en que justos no deben pagar por pecadores, pero sin duda tu propuestas es muy interesante e imagino que no tan difícil de implementar. Gracias nuevamente.

  6. cesar says:

    Cecilia:
    El cobro de una licencia lo que hace es trasladar el costo de la actividad a quienes se benefician de esa actividad. Por ejemplo, si una persona X no sale en las noche, no tendría por qué pagar con sus impuestos la fiscalización que ocurre en las noches. Quienes deberían asumir esos costos serían quienes salen a esas horas.
    De otro lado, yo creo que trasladar el costo al sector privado de una actividad no implica necesariamente que ellos se lo trasladen indiscriminadamente a todos. Muchas discotecas no cobran por la entrada, sino que te cobran por el trago. Ahí las discotecas podrían establecer mecanismos para ver cómo le cobran a la gente. El proceso de ensayo – error que se podría producir a través de cientos de discotecas sería interesante para saber cuál es la mejor forma de trasladar el costo de la actividad a los privados.

    Lo anterior tiene que ir aunado a una verdadera fiscalización por parte de las Municipalidades de que las discotecas operen según las licencias que han pagado y de la conducta de las personas. Además se puede establecer que si las discotecas operan en un mismo lugar, las licencias serían más baratas, etc., ello para concentrar la oferta en un mismo lugar y así hacer más fácil la fiscalización tanto de las personas, como de los conductores. Ello, también podría facilitar la concentración de los taxistas, dado que no tendrían ir a varios lugares a buscar clientes, sino que ya sabrían donde estarían. Ahí creo que habría un ahorro social.

    La idea es cómo internalizar las externalidades que ocasionan las actividades que realizan las personas. Y creo que existen una serie de instituciones del Derecho Administrativo, tales como la licencia, regulaciones de bulla, autorización para estacionamiento, zonificación, etc., que permitirían ayudar en eso. La cuestión está en que la autoridad y, también, los académicos busquen soluciones creativas para resolver ciertos problemas sociales.
    Y voy a buscar algo de tiempo, y les podría enviar algo sobre el tema.
    saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: