¿Sirviendo a los mozos? La polémica “ley de los mozos”

Por: Jose Luis Repetto. Alumno de la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico, 5to ciclo.

No contentos con haber eliminado el cubierto en los restaurantes, el Congreso quiere introducir sus garras hasta lo más profundo de nuestros tenedores. El boom gastronómico que hoy experimenta el Perú quiere ser aprovechado por el Estado para recargarnos a los consumidores un costo más por el consumo en restaurantes, bares y hoteles. Se viene cocinando en el Congreso (o más bien sirviendo un plato insípido)  el Proyecto de Ley N° 04730-2010-CR, que introduce un recargo sobre el consumo (el monto sería el10% de lo consumido) que estaría destinado para los trabajadores del establecimiento.

Esta medida se toma bajo la concepción errónea de que los mozos están en una mala situación y que por esta razón, el Estado debe cobrarles más a los consumidores. Sin embargo,  la mayor parte de la regulación en el país se diseña sin hacer un exhaustivo análisis costo beneficio de las consecuencias económicas y sociales que se pueden generar. En teoría, esta ley busca beneficiar la situación de los mozos, sin embargo, en la práctica puede terminarla empeorando.

A continuación se analizarán los efectos económicos que puede traer la aprobación de este proyecto de ley.

1. Empeorará la calidad del servicio perjudicando a los consumidores y establecimientos

En un mercado sin regulación (sin propina asegurada), los mozos se esfuerzan para dar un mejor servicio ya que así recibirán una mejor propina, por lo que puede decirse que la propina está en función de qué tan bueno sea su servicio. Ahora, de aprobarse esta ley, los mozos no tendrán ningún incentivo para dar un mejor servicio porque tendrán asegurado su 10% de propina. Lo que se está creando es una suerte de seguro, que beneficia a quienes peor servicio dan y que por ende no se merecían la propina. De no tener ningún incentivo para dar un mejor servicio, los mozos se relajarán y empezarán lentamente a dar un peor servicio. Desde el punto de vista de los establecimientos, baja la productividad de sus empleados (mozos), y esto a su vez repercute en sus ingresos.

2. Disminuyen los ingresos de los mozos

Actualmente, las propinas representan gran parte de los ingresos de los mozos porque la mayoría de ellos tiene sueldos mínimos. Ahora, si se aprueba esta ley, los consumidores que suelen dejar más de 10% de propina, ya no dejarán nada adicional, porque tenderán a pensar que el recargo impuesto por la ley es lo necesario y suficiente. Esto resulta una pérdida para el mozo (y eso que no se toma el costo de oportunidad de estos 5%), cuando en teoría esta ley debería favorecerlo.

3. Precios más altos, menos cantidad demanda (y menos consumo)

Cualquiera que tenga un mínimo conocimiento de la teoría económica sabrá que la cantidad demandada funciona de manera inversamente proporcional al precio (considerando que es un bien normal). Esto quiere decir que si baja el precio, la cantidad demandada aumentará. Por el contrario, si sube el precio la cantidad demandada disminuirá. Este recargo obligatorio de 10% es un costo más para el consumidor. Si en aplicación de esta norma se reduce la cantidad demandada, se reducen los ingresos del establecimiento. Por esto, el consumo en los sectores mencionados puede reducirse notablemente. Como consecuencia, los dueños de los negocios al tener menos ingresos, tienen que decidir entre: subir precios (acción difícil de realizar debido a que se encuentran en un mercado competitivo) o reducir costos. Probablemente la mayoría optará por la segunda opción, lo cual implica reducir personal (despedir mozos). Si se despide mozos por efectos de esta ley, me pregunto: ¿esta ley sigue beneficiando a los mozos?

4. Se reduce la recaudación fiscal, se reduce el PBI

Ceteris Paribus, si se reduce el consumo en los restaurantes, bares y hoteles (como ha sido explicado), el Estado recauda menos. Si la gente consume menos, hay menos ingresos que recaudar (sea por el IGV o por el Impuesto a la Renta de Tercera Categoría), además los mozos despedidos ya no tienen ingresos. De otro lado, el consumo es parte del PBI, de modo que si se reduce el consumo hay menos bienes producidos y demandados en el Perú (menos PBI). Es más si se reduce el consumo en los restaurantes, estos tienen menos dinero con el cual invertir. De tal manera, si se reduce la inversión, que también  es componente del PBI, se reduce éste también. Por último, el costo de oportunidad que se pierde al dejarse de recaudar ingresos para ser gastados por el Estado es altísimo.

Una vez analizadas las consecuencias de este proyecto de ley,  -entendiendo que: (i) el recargo funciona como un seguro, (ii) que las propinas son un factor incentivador, (iii) que los ingresos de los mozos se disminuirán y (iv) las implicancias de aumentar los precios a nivel macro; se puede concluir que esta ley no lograría los objetivos para los que fue ideada., sino que perjudica abiertamente a los mozos, a los establecimientos regulados, a los consumidores e indirectamente a toda la economía peruana.

*La imagen fue tomada de la galería de UW Digital Collections

4 Responses to ¿Sirviendo a los mozos? La polémica “ley de los mozos”

  1. Carlos Zafra dice:

    Buen artículo. hubieras resaltado más el tema de que el 10% no sólo se reparte al mozo que te atendió sino que el mejor mozo será retribuido igual que el mal mozo, es decir, no sólo se benficia el mal mozo sino que se perjudica el cliente que desea retribuir a una persona y no a todas

  2. David Aquino dice:

    Desde la necesidad las interpretaciones y conclusiones serian completamente diferentes. Me cuesta creer que mejorar en específico la condición laboral de los mozos significa en lo general y lo teórico puro perjuicio. ¿En quien piensa el economista, el legislador, el ciudadano al momento de razonar? Casi todos creen y razonan desde sus situaciones concretas. No estoy de acuerdo.

  3. Sebastián dice:

    Me parece que este artículo es demasiado simplista. Obviamente hacen falta conocimientos más amplios que los provenientes de Economía I para lanzar esta clase de críticas.

  4. Daniel dice:

    De acuerdo con que esa ley no sirve, pero creo que tu análisis es muy simplista. Veamos:

    1. Empeorará la calidad del servicio perjudicando a los consumidores y establecimientos: Tu afirmas que la calidad del servicio depende de la propina que los mozos vayan a recibir como consecuencia de su trabajo, y que es ésta la que genera la competencia de la simpatia de los mozos y que los mozos no sean flojos. Sobre este argumento, creo que la mitad es errado, me explico. Si bien es cierto que la propina puede ser un incentivo para que los mozos sean simpaticos y amigueros con los clientes, ¿de verdad crees que el hecho de tener propina asegurada hace que los mozos se vuelvan flojos? Entonces tu consideras que el sueldo y la estabilidad laboral del mozo no constituye un incentivo, por lo tanto, no importa que los mozos trabajen bien o mal, como tienen propina asegurada trabajaran como les de la gana por que el empleador no tiene poder sobre ellos y no puede despedirlos si son flojos o si tratan mal a los clientes. Creo que el enfoque sobre el incentivo que genera la propina esta mal enfocado. Ahora, ¿De verdad crees que los mozos seguiran siendo flojos? Esta ley no impide que los consumidores den mas propinas que el 10% obligado, entonces el incentivo para obtener mayores propinas aún se matiene, mucho menos efectivo que sin el 10% obligado pero se mantiene al fin y al cabo.

    2. Disminuyen los ingresos de los mozos: No se de donde sacas el dato de que los mozos ganan mas por sus propinas que por su sueldo, pero asumiendo que es cierto, ¿Que te hace pensar que los consumidores que dejan mas del 10% dejara el 10% por un “fiel cumplimiento de la ley”? Usa el argumento anterior, mientras mas elocuente es el mozo, mayor propina obtendrá, esa será la tendencia. Entonces usa tu argumento Nº 3 para este caso, estas asumiendo que los consumidores que siguen llendo a los restaurantes no estan de acuerdo con pagar un 10% adicional, pero, ¿No crees acaso que aquellos consumidores que siguien llendo será aquellos que pagan más del 10% en propinas y el 10% exacto?, entonces, siguiendo la linea del argumento Nº 3, los menos mozos que hay, (efectos de la imposicion del 10%) de alguna manera compensan las ganancias perdidas con los menos consumidores que asisten a los restaurantes, sin tener en cuenta que como consecuencia de la reducción de personal, aumenta el sueldo de los mozos que quedan al aumentar las horas de trabajo, ya que, como bien mencionas, la demanda no caerá por que los empresarios tenderán a reducir costos (por lo tanto a menos trabajadores e igual demanda, mas trabajo para los trabajadores). Entonces, el efecto de esta ley no es necesariamente la disminución de los ingresos de los mozos, sino mas horas de trabajo y menor oferta de mozos (lo cual aumentaria el desempleo de alguna manera)

    3. Precios más altos, menos cantidad demanda: Creo que el titulo de este argumento debió ser diferente, ya que la conclusion a la que llegas no es menor cantidad demandada, sino menor oferta de mozos. El argumento es bueno, no tengo ningún comentario.

    4. Se reduce la recaudación fiscal, se reduce el PBI: Creo que cometes el error de pensar que las empresas permitirán que una ley como esta disminuya su utilidad. Aqui te contradices, si piensas que la demanda no va a caer por que los empresarios tenderán a reducir constos y no a aumentar precios, entonces ¿por que piensas que, asumiendo que la recaudación fiscal es buena en el sector restaurantes especificamente (Lee gestión y vas a ver que los restaurantes son los negocios que menos pagan impuestos), si no disminuye la demanda al no disminur los precios, si disminuiria la recaudación fiscal?

    Creo que el análisis bastaba con decir que aumenta los costos laborales de tener mozos, generando menor oferta en ese sector, sin analizar claro que se está vulnerando la libertad de las personas al obligarlas a dar una propina, la cual es directamente proporcional a la valorización que le damos al servicio del restaurante (en general, no solo de los mozos, podrias hacer un analisis de que los mozos finalmente también son “freeriders”, al aprovecharse de lo obtenido por la buena valoración que tiene un cliente del local, comida y atencion recibida)

    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: