La eficiencia en el gasto público ¿Cómo la medimos? ¿Qué medidas pueden adoptarse para conseguir este objetivo?

Por: Zita Aguilera Becerril, Asociada del Estudio Echecopar, Abogada por la Universidad Nacional de Trujillo, Máster en Derecho de los Servicios Públicos por la Universidad Carlos III de Madrid.

En nuestro país, es común que la eficiencia de la gestión se mida en función de cuánto del presupuesto asignado se gasta en el año, es decir, “la capacidad de gasto”, pues cada Entidad del Estado tiene funciones que cumplir y para ello se le asigna el presupuesto correspondiente. A pesar del enorme déficit en infraestructura, educación, salud pública y de la necesidad de mayor seguridad en el país, el avance en ejecución del presupuesto para inversiones es lento al cierre de este semestre. Así se advierte que los gobiernos regionales y locales sólo han ejecutado el 20% de su presupuesto, en tanto que el gobierno central apenas ha gastado apenas el 35% del presupuesto destinado a inversiones.

Además de evaluar los montos ejecutados en materia de inversiones, también debe tomarse en cuenta qué tanto de ese gasto contribuyó al propósito para el que se asignó el presupuesto, y en ello reviste gran importancia el que las Entidades cuenten con funcionarios calificados y capacitados que puedan proponer proyectos que contribuyan realmente a satisfacer las necesidades de la población y que sepan administrar y supervisar los contratos que suscriben a efecto de que los contratistas ejecuten sus prestaciones con calidad.

En este punto, corresponde resaltar que actualmente se cuenta con normativa sobre “Presupuesto por Resultados”, que permite asignar recursos a las entidades según indicadores de cumplimiento en su ejecución, pero es imperativo que se dote de mayor dinamismo a su implementación y se promueva el diseño y planteamiento de proyectos de inversión pública que se orienten precisamente a atender las necesidades más relevantes de la población y, en este escenario, es relevante que el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN) tenga un rol más activo en el planeamiento del Estado, contribuyendo en la definición de metas claras con indicadores cuantitativos y verificables. En línea con ello, el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) debe constituirse en una herramienta que confluya verdaderamente al uso eficiente de los recursos públicos, obviando los formalismos que sólo contribuyen a dilatar la ejecución de los proyectos.

Finalmente, en procura de lograr la eficiencia en la ejecución de los recursos públicos, los organismos que tienen a su cargo el control y supervisón del gasto público deben orientarse a la verificación del grado de eficiencia, transparencia y economía en el uso de los recursos públicos. Lamentablemente, las acciones de control muchas veces se orientan a determinar el cumplimiento de las formas y procedimientos, olvidando que el procedimiento es un medio para alcanzar un fin y no el fin en sí mismo. En cambio, debe ponerse mayor atención al cumplimiento de las metas planteadas y el impacto que tiene la gestión en la atención al ciudadano.

*La foto fue obtenida de la galería de Tobías Mandt

3 Responses to La eficiencia en el gasto público ¿Cómo la medimos? ¿Qué medidas pueden adoptarse para conseguir este objetivo?

  1. Elizabeth Rodríguez Armas dice:

    Estimada Zita, en las estadísticas de ejecución del gasto público, has considerado el Decreto de Urgencia N° 012-2011 que restringía la ejecución del presupuesto de las entidades?

    • Comentario de la Dra. Zita Aguilera en respuesta al comentario publicado por Elizabeth Rodríguez:
      “La referencia a la estadística del primer semestre del 2011 es un dato objetivo vinculado a la ejecución del gasto público. Si bien el Decreto de Urgencia 011-2011 puede limitar los gastos en proyectos de inversión pública, la eficiencia del gasto público, que es sobre lo que trata el artículo, se vincula a temas de relevancia como la necesidad de contar con personal capacitado en las áreas de gestión de proyectos, la importancia de la planificación y reorientar el concepto de eficiencia en gasto público a los resultados de la gestión vinculados a la atención de las necesidades del ciudadano, aspectos que trascienden al ejercicio presupuestal de un semestre específico”

  2. Flor de Maria dice:

    interesante el tema, y si bien es cierto medir la capacidad de gasto no es lo mas idóneo, a mi parecer no solo se ha de medir como se ha gastado sino también, si no también en qué se ha gastado. Tenia una duda los porcentajes que se mencionan a que periodo corresponde??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: