Desempeño Judicial y Reforma: comentarios desde el análisis económico del Derecho

Por: Juan José Martínez, profesor del curso Economía y Derecho en la UP, master en Derecho por NYU

El desempeño actual del Sistema Judicial en cifras

 Si evaluamos la duración y costo de los procesos judiciales civiles de cobranza de deudas (según el Doing Business del Banco Mundial)[1], encontramos que procesos judiciales simples, demoran un tiempo sustancial.

Concordante con ello, tenemos la percepción ciudadanía sobre la lentitud del sistema judicial.

Evaluación al acudir al sistema judicial: Actuaron rápidamente[2]

Frente a ello, las cifras del propio Poder Judicial confirman las limitaciones en su eficiencia. En los últimos años, el Presupuesto Judicial se ha incrementado. Sin embargo, el Poder Judicial gasta más en resolver cada caso.

La carga pendiente, los nuevos casos y los niveles de producción se mantienen a niveles más o menos constantes (alrededor de 1 millón, para cada concepto).

Bajo esos niveles de producción, productividad y demanda, no es previsible una reducción de plazos en la tramitación de procesos.

Por otro lado, para los usuarios, el Sistema Judicial no es confiable, genera incertidumbre. La ciudadanía considera que el sistema judicial es altamente corrupto e injusto. Según el Latinobarómetro, la ciudadanía menciona al Poder Judicial como la primera entidad vinculada a la corrupción. Además, un 48.8% piensa con existe bastantes o muchas probabilidades de sobornar a un magistrado. Finalmente, un 60.4% considera que el sistema judicial actúa injustamente.

Los verdaderos males del Proceso Civil y del Sistema Judicial.

Las dos manifestaciones del mal funcionamiento de nuestro sistema judicial se manifiestan en la congestión y la incertidumbre. Si bien son manifestaciones distintas, ambas están conectadas y se retroalimentan.

La congestión judicial se expresa en el número de ingresos de caso, carga pendiente, duración de los procesos, colas y tiempos de espera. La incertidumbre se expresa en la desconfianza, la percepción de injusticia, de manipulación y de que cualquier resultado es posible (inclusive violando expresamente las normas).

Una Justicia Civil adecuada debería permitir la solución de conflictos dentro de un período razonable y proporcionar resultados predecibles (aplicando el marco jurídico sin la presión de grupos de interés). Los procesos civiles serán eficientes, si conducen a estos resultados. Por tanto, la organización judicial, el uso de recursos así como las reglas y desempeño del proceso deberían estar orientados a alcanzar tales objetivos.

a)    La congestión judicial se presenta porque existen muchas causas que ingresan. Esto se presenta porque:

  • Los costos de acceso al sistema judicial son bajos en la mayoría de los casos[3]. Así encontramos casos “simples” (sin mayor controversia jurídica) que no deberían estar judicializados.
  • Existe incertidumbre. Un proceso judicial funciona como una lotería (en caso de no existir distorsiones o sesgos). Se paga poco por asumir el riesgo de ganar mucho. Sin embargo, el proceso civil también puede funcionar como una apuesta trucada (por el tráfico de influencias y corrupción). La incertidumbre genera más litigios.
  • El Poder Judicial es muy ineficiente en la gestión de sus recursos (personal, presupuesto, bienes, etc). El Poder Judicial tiene hoy (2011) casi el doble de presupuesto de hace 6 años (2005) y casi el triple de lo que recibía el 2001. Sin embargo, como se ha visto, el Poder Judicial gasta hoy, más en resolver un caso.

b)    Incertidumbre (falta de predictibilidad). Existe una probabilidad alta de que se cometan errores (involuntarios) o que el proceso judicial se manipule para obtener resultados dudosamente fundamentados en las normas o –inclusive– fallos contrarios a la normas. Estos dos últimos tienen que ver con situaciones de tráfico de influencias o de corrupción. ¿Por qué sucede esto?

  • Existe poco control de los resultados que producen los magistrados. Desde el lado de los ciudadanos no existe información y menos mecanismos de control.
  • Falta transparencia. Las resoluciones judiciales no son públicas. El ciudadano común no tiene acceso a dicha información. La ciudadanía no conoce y no tiene la oportunidad de discutir los resultados del servicio judicial.
  • El mayor número de magistrados incrementa la posibilidad de errores o de comportamiento oportunista (tráfico de influencias y otras modalidades de corrupción).
  • No hay uso apropiado de la tecnología para promover la transparencia.
  • Los abogados exacerban las posibilidades de éxito de sus clientes (porque tienen incentivos para hacerlo) y en otros, son los intermediarios del tráfico de influencias y de la corrupción.

¿Qué hacer para mejorar el Proceso Civil y del Sistema Judicial?

a)    La congestión judicial

  • Es necesario implementar sistemas de información confiables, que permitan a las más altas instancias del Poder Judicial, gestionar la carga judicial. Esto debe realizar apoyado de sistemas de información.
  • Generar mecanismos simples y expeditivos para casos sencillos y recurrentes (sin mayor controversia jurídica o discusión de hechos). Existe otro grupo de casos, cuya competencia podría ser transferida a instancias y tribunales administrativos.
  • Promover la utilización de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias (MARCs). Por ejemplo, para casos de cobranzas, entrega de bienes y similares.
  • Utilizar el sistema de tasas judiciales como mecanismo de ajuste a situaciones de mayor litigiosidad.
  • Establecer mejores sistemas de análisis, para la creación de nuevos juzgados y despachos judiciales.
  • Promover la “reingeniería de procesos”.
  • Incorporar más tecnología para la tramitación de expedientes, las actividades de soporte (back office), los sistemas de notificación. Desarrollar el expediente electrónico.

b)     Falta de predictibilidad (incertidumbre).

  • Generar sistemas de información como ya se ha mencionado.
  • Utilizar (con mayor intensidad) los mecanismos de unificación jurisprudencial. En esa misma línea debería considerarse la reducción del número de Salas de la Corte Suprema.
  • Desarrollar sistemas de expediente electrónico, basados en tecnologías de tipo BPM (Business Process Management), por ejemplo. Estos sistemas no solamente aligerarían el trabajo judicial sino que también promoverían la transparencia. La implementación de sistemas de expediente electrónico permitirían dotar de mayor seguridad a los expedientes, facilitarían la supervisión de las autoridades judiciales superiores y, aligerarían la producción de la estadística. Además, permitiría generar transparencia en las decisiones judiciales, ya que podrían ser publicadas en internet, a un bajísimo costo marginal.
  • Implementar sistemas de Business Intelligence. Esta tecnología permite enlazar datos de distintas fuentes (bases de datos) y encontrar recurrencias, relaciones. Pueden ser muy eficaces para identificar situaciones de aumento en la demanda, mayor litigiosidad, tipificación de casos, cuantías en litigio, para generar estadística y para combatir la corrupción.

Reforzar los mecanismos de control e incentivos sobre los abogados. En ese sentido, se podrían establecer la regla de que cada parte asuma los costos y costas de litigo, sin poderlo transferir o recobrar de la parte vencida. Además, se deberían generar sistemas de información sobre el desempeño de los abogados en el proceso.


[1] Elaborado por el autor, con datos del Doing Business 2011.

[2] Percepción de la ciudadanía. Tomado del Latinobarómetro.

[3] Paradójicamente, también existen problemas de acceso a la justicia para importantes grupos de la ciudadanía.  Aquí se produce una situación común en el uso de los recursos del Estado: mala focalización del gasto. Los recursos del Poder Judicial no se asignan prioritariamente a quienes necesitan –en mayor medida– este  servicio.

Anuncios

One Response to Desempeño Judicial y Reforma: comentarios desde el análisis económico del Derecho

  1. Enrique Cabrera says:

    El poder judicial necesita ademas jueces mejor preparados para el area de litigio que se les confia. Ello tambien ayudaria a mejorar la predictibilidad. Y ahora que esta de moda el subir los sueldos a personal calificado que labore en el Gobierno, deberia de ocurrir lo mismo con nuestros jueces.

    Para finalizar, todo lo comentado en el Blog es muy cierto, pero todo ello solo sera posible cuando las personas encargadas de este poder del Estado se den cuenta que este es uno de los poderes en donde no solo descansan todas las esperanzas de la poblacion con hambre de justicia. Sino que tambien descansa el desarrollo de nuestro pais.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: