Reciprocidad que huele a revancha: matando el turismo con impuestos

Por: Gustavo M. Rodriguez García

El congresista Javier Diez Canseco ha propuesto la creación del denominado “Impuesto de Reciprocidad” (Proyecto de Ley No. 648). En los términos de la propuesta, se plantea gravar a los ciudadanos extranjeros que ingresan a nuestro país cuando tales personas provengan de países que cobran una tasa por solicitud o tramitación de una visa de turismo o residencia temporal a los ciudadanos peruanos para el ingreso a sus territorios. En otras palabras, si el país X le cobra al ciudadano peruano, entonces al ciudadano de X le cobramos por ingresar al Perú…. ojo por ojo, diente por diente.

Parece sorprendente que a estas alturas debamos explicar los importantes beneficios que el turismo le reporta a nuestro país. El llamado Travel and Tourism Competitiveness Report del Foro Económico Mundial ubicó al Perú en el año 2011 en el puesto 69 de 139 países considerados en el reporte. Se trata de un avance respecto del puesto 74 obtenido en el reporte del año 2009. Sin perjuicio de esos, las cargas que se imponen a los turistas en nuestro país siguen estando dentro de las más elevadas del mundo y la falta de seguridad sigue revelándose como un gran lastre de cara al posicionamiento del Perú como país de visita obligada.

Parece evidente que nuestra política pública debería orientarse a incentivar que los ciudadanos extranjeros visiten nuestro país y que, por cierto, gasten más. Parece evidente también que la propuesta del congresista Diez Canseco no se alinea con esa meta sino que, por el contrario, podría hacer menos atractivo al Perú como destino turístico. El turismo ha venido creciendo de forma importante en los últimos años y ello redunda en la generación de puestos de trabajo y la rentabilidad de ciertos negocios.

Según las declaraciones que hemos encontrado en una página web, el congresista defendería su propuesta en los siguientes términos: “Los turistas no van a dejar de venir al Perú porque se les vaya a cobrar US$ 70 más. Al revés, si las carreteras no están en mal estado, encuentran un buen restaurante o un baño en buenas condiciones, si los servicios de información son los adecuados y hay una oferta turística integrada, vendrán más. Invertir en poner en valor nuestro patrimonio histórico y ecológico es un imán de atracción del turismo internacional” (Fuente: http://www.tnews.com.pe/noticias/javier-diez-canseco-impuesto-no-afectara-al turismo.htm).

La oferta de restaurantes y otros servicios es esencialmente privada. Yo personalmente no veo a un turista comiendo en algún comedor administrado por el gobierno central o algún gobierno local. El impuesto reduce de forma directa la cantidad de recursos del turista y eso limita de forma también directa sus opciones de consumo libres. Es el turista el que debe elegir, sobre la base de sus consideraciones, a qué restaurante va o qué paquete turístico contrata. Es cierto que debe existir inversión en la puesta en valor del patrimonio nacional pero, a mi juicio, no se puede pretender que ésta venga directamente de los bolsillos de los turistas. De hecho, a medida que vengan más turistas y dejen más recursos, éstos podrán permitir la inversión requerida.

En conclusión, creo que esta propuesta legislativa, de ver la luz del día, afectará negativamente el turismo hacia nuestro país y esto, finalmente, afectará precisamente la posibilidad de efectuar inversiones, precisamente, en  aquellos aspectos que se consideran deseables. No podemos pretender el fomento del turismo generando, irónicamente, barreras de acceso al turismo. Es simplemente contradictorio.

* Imagen tomada de la galería de ojo por ojo… foto por foto

Anuncios

9 Responses to Reciprocidad que huele a revancha: matando el turismo con impuestos

  1. Edison Tabra says:

    Deberia saber que actualmente muchos paises como España y Portugal estan potenciando mas el turismo y comparados con las infraestructuras que poseen el Peru tiene dificiles posibilidades de competir adecuadamente. Creo que mas que implantar impuestos valdria la posibilidad de como potenciar el sector y mejorar la atencion a los turistas.

  2. Omar says:

    Salvo que el monto sea prohibitivo, no estoy tan seguro que un turista evalúe como un factor determinante para decidir dejar de viajar hacia un país este tipo de impuestos. En realidad, tengo la intuición que la elección se basará en la generalidad de los casos en otros factores (calidad de atractivos turísticos, inversión publicitaria en posicionar la marca país, seguridad y calidad de infraestructura). Si un turista americano ha decidido ir a Machu-Picchu, creo que su opción no variará por un incremento de US $ 70. Y, más aún, incluso ese recorte de recursos ocurrirá al momento de la tramitación de las visas, mucho antes del viaje y de que el viajero fije su presupuesto, con lo cual no creo que realmente nuestros restaurantes, hoteles o tiendas de souvenirs dejen de percibir esos US $ 70.

    Por otro lado, el impuesto podría cumplir con una finalidad valiosa para el propio turismo y ser destinado a la implementación de algunos servicios actualmente deficitarios en este segmento. Por ejemplo, el Estado con más recursos podría pagar más policías, y mejorar las condiciones de seguridad de esas calles por donde transitarán los turistas.

    Ahora, lo que sí me parece bastante discutible es el diseño “retributivo” de la norma. No resiste lógica alguna que la condición para que se grave sea que el país de donde proviene el turista aplique un impuesto similar a los viajeros peruanos… En todo caso, más relevante me parece que al diseñar la norma se ponga especial atención en la determinación de la tasa a cobrar, tal vez comparando tasas cobradas por países competidores de la región, a fin de no fijar un precio muy alto que sí pueda incidir sustantivamente en la reducción de la demanda turística.

    • Yamil Abugattas says:

      Respecto a si 70 dólares son determinantes o no, dependerá del turista particular y el presupuesto con el que cuenta. Y sí, un costo adicional en el trámite de viaje redunda con seguridad en menores ingresos de los locales turísticos. Quizá no en la proporción 1:1, pero la relación es clara en términos económicos.

      Es una norma claramente inadecuada y me atrevo a decir estúpida, no hace más que dañar una potencial fuente de desarrollo para el país, que realmente necesita aprovechar este tipo de oportunidades.

  3. Gracias por los comentarios. Estimado Omar, el punto no es si el monto es prohibitivo o no, el punto es que es una barrera de acceso para el turista, ya sea que la consideres mínima. Y para fomentar el turismo es contraproducente instaurar barreras de entrada. Por lo demás, son muy escéptico de que el Estado realmente vaya a emplear estos recursos en la mejora de las condiciones de seguridad y otras cuestiones que tu y todos consideraríamos deseables. Asumir, por otro lado, que el Estado peruano puede calcular mejor que el propio turista que es deseable para él… me parece muy fascista.

  4. Angel says:

    El tema no es cuanto dinero les quitemos a los turistas los cuales bajo el principio tributario de la capacidad contributiva podrían estar afectados por una norma, sino que fines realmente se quieren perseguir con la supuesta reciprocidad: una mayor inclusión social? pero la inclusión social es un fin de Estado, el cual a mi parecer no se esta concretizando. El tema no es quitar dinero al que mas tiene, ya que eso no asegura una reciprocidad, sino también podría generar más corrupción o burocracia. En suma estoy a favor de la reciprocidad pero que el gobierno demuestre efectivamente que esta cumpliendo con ese fin en la practica y luego recién hablemos de afectar a turistas, los cuales – según mi experiencia en Europa- no tendrían inconveniente en pagar dicho tributo en virtud a principio de proporcionalidad, razonabilidad y sobre todo solidaridad.

  5. Omar says:

    Gustavo, mi punto es que si bien el impuesto es desde el punto de vista teórico una “barrera legal” como afirmas, no creo que produzca en la práctica un real desincentivo al turismo. En realidad, lo más seguro es que la demanda de turistas se comportará de manera inelástica, pues ante este incremento del precio que representa el impuesto (salvo que sea realmente excesivo en comparación con el cobrado en otros países que compiten con nosotros como alternativas turísticas) igual no van a dejar de venir a nuestro país. Es por ello que no estoy de acuerdo con que “se mate el turismo” como afirmas, ya que este impuesto es un costo que por lo general se asume para viajar hacia la gran mayoría de países.

    Por otro lado, no entiendo a qué te refieres cuándo dices que habría hecho la siguiente afirmación que calificas como fascista: que el Estado peruano puede calcular mejor que el propio turista que es mejor para él… Quisiera que me precises exactamente de qué parte de mi argumentación se desprende esa conclusión.

    Más aún, cuando no veo que esté defendiendo un impuesto que sea del tipo de aquellos que inducen a los privados a adoptar determinadas conductas que son deseables para un grupo de burócratas (como en el caso de la propuesta paternalista de gravar la comida chatarra para reducir su consumo).

    Saludos.

  6. Gustavo Rodríguez García says:

    Estimado Omar. Gracias una vez más por tu comentario. Por cierto comprenderás que la referencia a “matar el turismo” es una licencia empleada en el título para llamar la atención sobre el tema tratado. No creo que la actividad turística desaparecerá por efecto del impuesto propuesto y jamás se me ocurrió que podría tomarse de forma literal el empleo de ese término. Ahora bien, con respecto a la precisión que me solicitas… bueno… en tu comentario sostienes que “…el Estado con más recursos podría pagar más policías, y mejorar las condiciones de seguridad de esas calles por donde transitarán los turistas”. La pregunta es: ¿qué te hace pensar que los turistas estiman como más provechoso invertir su dinero en pagar más policías para mejorar las condiciones de seguridad? Y la pregunta asume, por cierto, que más policías implican más seguridad lo cual, por demás, ya es bastante dudoso. De nuevo, yo no estoy discutiendo si la barrera es alta o baja o si será decisiva o no… lo que digo es que incongruente tratar de atraer más turistas gravándolos con más impuestos. Pero todas las opiniones son respetables y para eso tenemos un blog como éste que nos permite debatir alturadamente.

  7. Andrea says:

    Estoy de acuerdo con el autor. A pesar que el congresista diga que esos 70 dólares no harán que los turistas dejen de venir al Perú, ese dinero se va a dejar de gastar en nuestro país principalmente en los privados; lo cual, genera emplea y mayor inversión. Por tanto, no debe buscarse al turismo como una fuente mayor de ingresos para el gobierno de manera directa (impuestos); por el contrario, buscar políticas que incentiven el turismo.

  8. Giset says:

    Lo del impuesto ha quedado relegado, pero sí estoy de acuerdo en las VISAS por RECIPROCIDAD.
    Es un tema de POLÍTICA EXTERIOR Imponer visas con base en la RECIPROCIDAD es dotarse de una herramienta de negociación para obtener facilidades en temas de visados. Nadie nos va a dar nada si nosotros seguimos dando las visas gratis.
    Las visas actualmente YA se otorgan en el aeropuerto, un servicio gratuito que pagan todos los peruanos. No se trata de inventar el agua caliente, se trata simplemente de cobrar por un servicio en el mismo aeropuerto, sin colas ni burocracia. Ningún turista (excepto los mochileros sin dinero) cambiará de destino porque le cobren lo que sus propias embajadas exigen a los peruanos.
    Los visados que se imponen a los peruanos cuestan a nuestra economía. Las horas de trabajo perdidas en colas de las embajadas, las oportunidades de negocio perdidas por el retraso en los trámites, todo eso tiene un coste para la economía. Empezar a cobrar por las visas con base en la reciprocidad es un primer paso para convertirse en un país serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: