Lo que va dejando el debate del fútbol. (Reestructuración para Dummies)

Por: Francisco Barrón. Director del Área de Competencia y Regulación del Estudio Grau Abogados y ha diseñado y ejecutado exitosos modelos de reestructuración desde la reforma del sistema concursal.

La publicación del decreto de urgencia 010-2012 (el DU) ha generado en estas dos semanas un debate, muy interesante por cierto, pero en el que a fuerza de repetirse, algunas afirmaciones pasan por ciertas.

 Pongo dos ejemplos:

1.  “Es un régimen discriminatorio. Ahora  todos los sectores pedirán un régimen especial”.

Es cierto que es un procedimiento distinto a los regulados en la Ley General del Sistema Concursal (LGSC). Sin embargo, ¿es más favorable este procedimiento para el deudor?

Analicemos algunos aspectos:

  1. El DU no establece requisitos distintos a los contemplados en los artículos 24 y 25 (solicitud del deudor) o artículo 26 (solicitud de los acreedores) de la LGSC para incorporar a un club deudor dentro de un procedimiento concursal. Por el contrario, levanta el impedimento de solicitar el inicio de concurso en dos casos establecidos por la LGSC:

 

  • Cuando el acreedor tiene créditos a su favor y de cargo del deudor, que se encuentran garantizados con bienes del deudor o de terceros, salvo que el procedimiento de ejecución de dichas garantías haya sido infructuoso. Este impedimento se encuentra contemplado en el artículo 26.2. de la LGSC y constituyó desde su vigencia un impedimento para que los principales acreedores del sistema -los bancos- soliciten el inicio de concurso de sus deudores, si tenían otorgadas a su favor hipotecas o garantías mobiliarias, toda vez que se entendía que el proceso concursal no es para el acreedor individual un procedimiento alternativo de cobro (más aún si tiene medio de pago a través de la ejecución de la garantía), sino un procedimiento colectivo derivado de un estado de cesación de pagos.
  • Cuando el deudor se encuentre tramitando su disolución y liquidación al amparo de la Ley General de Sociedades.  Este impedimento se encuentra contemplado en el artículo 26.3. de la LGSC y se basó en el hecho que existiendo ya un procedimiento de disolución y liquidación decidido por la propia Junta de Accionistas, que había decidido voluntariamente su salida del mercado resultaba incompatible e innecesaria la intervención del estado con un régimen especial. Cuestionable o no, esta era una barrera para cualquier acreedor frente a una empresa que estuviese en este supuesto.

2. Una vez admitida la solicitud del acreedor, la LGSC otorga el plazo de 20 días al deudor para apersonarse y ejercer el derecho de evitar su ingreso a concurso (pagando, ofreciendo pagar, oponiéndose o compensando obligaciones recíprocas) o allanarse al mismo.

El DU otorga un plazo de 5 días al deudor para ejercer estos derechos.

Sin embargo, lo más grave es que a mi juicio equivocadamente, la LGSC y por tanto el DU, le exigen al deudor que como requisito de admisibilidad para ejercer su derecho, presente una serie de documentos como el Balance General, Estados de Ganancias y Pérdidas, Estado de Flujos en Efectivo, Estado de Cambios en el Patrimonio Neto (todo esto de los dos últimos años) y  relación de total de obligaciones, créditos y garantías.

Veo muy difícil que en estas circunstancias se pueda presentar dentro de plazo la citada documentación y en consecuencia que los clubes puedan ejercer el derecho de defensa que les corresponde.

3. El DU establece la figura del Administrador Temporal, que será designado por el Estado a través de su órgano competente, el INDECOPI, desde el momento que se difunda la situación de concurso.

La LGSC no tiene figura similar.

Lo más cercano a ello fue el artículo 35º de la LGSC[1], que fue derogado por la Primera Disposición Derogatoria del Decreto Legislativo 1050 y que establecía la atribución de la Junta de Acreedores de Designar un Auditor Económico (dentro de las entidades registradas ante el INDECOPI) para supervisar el cumplimiento del Plan de Reestructuración.

Ahora razonemos: ¿Es un régimen especial y discriminatorio a favor de los clubes de futbol y en desmedro de los demás deudores en el mercado, uno que libera barreras para que un acreedor lo incorpore dentro de un proceso concursal, le fija plazos muy cortos para ejercer su derecho de contradicción y encima desapodera con la declaración de concursos a los órganos naturales de la persona jurídica y le entrega esas facultades a una entidad designada por el órgano competente del Estado?

a) Si

b) No

c) a y b son correctas.

d) Todas las anteriores

2.           “Los clubes no se podrán liquidar”

Ello no es cierto. Si bien el numeral 3.5. del DU establece que la Junta de Acreedores no puede optar como destino la liquidación de la persona jurídica, ello no quiere decir que en este procedimiento no se pueda liquidar al sujeto concursado. Me explico.

Asumamos por un momento que instalada la Junta de Acreedores del Club “11 Amigos de Las Palmeras“, conformada por los créditos tributarios, los créditos laborales y diversos créditos comerciales, el 2 de mayo de 2012 se aprueba  por unanimidad el Plan de Reestructuración  presentado por el Administrador Temporal de este equipo, que juega el la primera profesional de futbol peruano luego de un esforzado proceso de ascenso. Este Plan contempla que el primer año el deudor deberá pagar una única cuota de S/. 200,000.00, el día 2 de mayo de 2013.

Asumamos igualmente que el Plan de Reestructuración aprobado, en su cláusula “X.1.iii), contempla como evento ante el incumplimiento lo siguiente:

  1. Si “Once Amigos de Las Palmeras” no efectúa el pago en la fecha prevista en el Cronograma de Pago a uno o varios acreedores, se configura en este caso la mora automática, y se aplica sobre el monto vencido, la tasa activa en moneda nacional mas alta para personas ajenas al sistema financiero.
  2. En este caso, el acreedor o los acreedores perjudicados directamente con el incumplimiento del deudor, deberán cursar una comunicación notarial a “Once Amigos de Las Palmeras”, requiriéndole el cumplimiento de la obligación de pago dentro del plazo de 15 días calendario de recibida la comunicación notarial.
  3. Vencido el plazo establecido en el numeral precedente, el acreedor tendrá expedita la vía establecida por el artículo 67.4. de la LGSC.

Asumamos también, que el día martes 4 de mayo de 2013 el gerente de finanzas de “Zapatillas Furia” Sociedad en Comandita por Acciones (hasta hace unos años proveedor del Club) se despierta y verifica que no ha sido depositada en ninguna de las cuentas de la sociedad la suma de S/. 13 280,20 que le correspondía cobrar, en aplicación del Plan de Reestructuración. Inmediatamente llama por teléfono a sus abogados, el Estudio Alarcón, Burga & Pacheco Asociados, quienes como corresponde envían una comunicación notarial requiriendo el pago y otorgando 15 días para el cumplimiento.

Finalmente, asumamos que transcurridos los 15 días calendarios y ante la falta de pago, los abogados de la empresa acreedora recomiendan pedir a la Autoridad Concursal la aplicación del artículo 67.4 de la Ley General del Sistema Concursal[2], recomendación que se ejecuta diligentemente.

La Comisión de Procedimientos Concursales, atendiendo el requerimiento efectuado por el acreedor “Zapatillas Furia” Sociedad en Comandita por Acciones, en su sesión de 18 de mayo de 2013  expide una resolución declarando la disolución y liquidación del Club “Once Amigos de Las Palmeras”

¿No era que por este procedimiento los clubes no se pueden liquidar?


[1]      Artículo 35.- Nombramiento de un auditor económico Los acreedores con créditos reconocidos a que se refiere el Artículo 42 de esta Ley podrán designar auditores elegidos entre una terna de profesionales con registro en INDECOPI, para que supervise el cumplimiento del Plan de Reestructuración e informe mensualmente a INDECOPI y a los Acreedores sobre la situación y proyección de la empresa.

Los honorarios de los auditores serán asumidos como gastos de la administración

[2] 67.4     El incumplimiento de los términos o condiciones establecidos en el Plan determina la declaración de disolución y liquidación del deudor por parte de la Comisión, siempre que tal declaración haya sido solicitada por un acreedor a la autoridad concursal.

 *Imagen tomada de la galería de AJPS44.

Anuncios

One Response to Lo que va dejando el debate del fútbol. (Reestructuración para Dummies)

  1. Comparto con ustedes un artículo mío publicado en el Blog “El Cristal Roto” de la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: